Saltar al contenido

La guía para principiantes de Android Studio

Android Studio es el entorno de desarrollo integrado (IDE) oficial de Android para desarrollar aplicaciones de Android. Está basado en IntelliJ, el mismo editor de código utilizado en PyCharm que es popular entre los desarrolladores de Python.

Si es nuevo en Android Studio, siga estos sencillos pasos para familiarizarse con el IDE.

instalación

Antes de descargar la aplicación, visite la página oficial. En el momento de escribir este artículo, debe descargar la versión 3.3 completamente probada. Aunque las versiones superiores están disponibles con características adicionales, en su mayoría están en versión beta.

Una vez descargado, verá algunas opciones como: Por ejemplo, si desea seleccionar un tema oscuro de “Drácula” o un fondo blanco vacío.

La instalación lleva un tiempo, ya que la aplicación instala los componentes de uno en uno, así que tómate un descanso decente.

Empezado

Después de la instalación, puede seleccionar su proyecto directamente. Comience con la opción de teléfono y tableta para aprender a codificar.

Más tarde, puede trabajar con WearOS, Android TV, Android Auto y Android Things para dispositivos inteligentes conectados.

Seleccionar proyecto en Android Studio

También debe elegir configurar su proyecto de aplicación para la API correcta. Es compatible con toda la gama, desde Gingerbread hasta Android Pie.

Configurar el proyecto de Android Studio

Después de hacer clic en “Finalizar”, verá la pantalla de bienvenida. Deje que la compilación se cargue por completo y estará listo para usar su primer proyecto.

Pantalla de presentación de Android Studio

Navegar por Android Studio

Lo primero que notará en la ventana de Android Studio es su sistema de compilación basado en Gradle. Básicamente, un Gradle es un conjunto de herramientas automático con su propio código y recursos que funcionan independientemente de Android Studio. Esto es útil para crear departamentos dentro del proyecto que se pueden agrupar en una fecha posterior.

Crea graduaciones en Android Studio

A continuación, notará las funciones disponibles para diferentes elementos del menú. La opción Navegar le permite navegar a cualquier parte del editor de código. En “Código” hay funciones para completar el código y sangrar automáticamente. Hay “Analizar” para limpiar y comprender las dependencias del proyecto. Con “Construir” puedes crear un proyecto.

Elementos de menú en Android Studio

También hay algunas opciones de menú a la izquierda. Puede revisar “Variantes de compilación”, sus “Favoritos” y “Capturas de diseño”. Al hacer doble clic en las opciones del menú, se ocultará la ventana.

BuildVariantsAndroidStudio

Finalmente, en el panel superior derecho, puede ver las opciones de implementación rápida. Puede ejecutar aplicaciones, configurar configuraciones de SDK, administrar dispositivos virtuales, depurar y más.

Opciones de implementación

Fases de la publicación de su aplicación con Android Studio

Las siguientes fases se aplican a todas las actividades de desarrollo en Android Studio. Aunque hay una explicación muy simple a continuación, cada nivel tiene muchos conceptos detallados. Está más allá del alcance de este artículo entrar en más detalles y detalles, pero la captura de pantalla del proyecto a continuación explora algunas ideas clave.

Relacionado : LG Wing es oficial … y es diferente

1. Escribe tu aplicación. El editor de código IntelliJ es útil aquí. Puede agregar código en XML desde plantillas, agregar recursos de aplicaciones, diseñar diseños de aplicaciones, crear una interfaz de usuario con un editor de diseño y configurar iconos de aplicaciones con Image App Studio.

Ejemplo: la siguiente pantalla muestra cómo configurar los iconos de las aplicaciones. Seleccione la aplicación, vaya a “res”, haga clic con el botón derecho y utilice una variedad de iconos para crear un activo de imagen para la aplicación.

Configurar demostración de activos de imagen

2. Cree y ejecute su aplicación. Una vez que haya escrito el código, puede compilar y ejecutar su aplicación en un dispositivo o emulador Android conectado (consulte Dispositivos virtuales en la sección anterior). Esto es posible a través del elemento de menú “Ejecutar” de arriba. Una vez que el dispositivo está conectado, puede ejecutar el programa de la aplicación.

Seleccione el emulador de hardware en Android Studio

3. Configura tu compilación. Hay varias cosas que puede hacer en esta etapa, como: Por ejemplo, establecer una ID de aplicación, modificar varias compilaciones, reducir el código y los recursos, y más.

4. Depura tu aplicación. En esta etapa, puede eliminar cualquier error vergonzoso que pueda infiltrarse en la aplicación. Por ejemplo, puede “depurar” todas las pruebas para ver si hay algún error.

Aplicación de depuración en Android Studio

5. Pruebe su aplicación. Puede ejecutar una variedad de pruebas desde la línea de comandos, crear pruebas de IU e incluso registrar sus pruebas.

6. Perfil de su aplicación. Aquí puede medir el rendimiento de la aplicación, verificar la actividad de la CPU y la representación de la GPU, ver los perfiles de energía y ver el uso de la batería.

7. Publica tu aplicación. Antes de preparar su aplicación para uso público, debe configurar, crear y probar una versión de “lanzamiento” de la aplicación. Luego, firme su aplicación con una “clave de carga” que está disponible en Google Play. Una vez que haya subido la aplicación, puede publicarla en Google Play.

Firmarsuaplicacióngoogleplaycreditandroidstudio

diploma

Si bien Android Studio es el IDE oficial para Android, no es la única opción. También puede utilizar Eclipse, Visual Studio, Komodo o AIDE. Una de las mejores cosas de Android Studio es que se integra directamente con las aplicaciones de Google Cloud.

La hermosa interfaz de usuario, el entorno uniforme y las capacidades de implementación instantánea de la aplicación lo convierten en un emulador rápido y con muchas funciones.

Según la recomendación anterior, ¿consideraría usar Android Studio para el desarrollo de aplicaciones? Háznoslo saber en los comentarios.