Menú principal

Protege a los niños del acoso en internet

protege a los niños del acoso en internet

El grooming es el término con el que se conoce el conjunto de acciones que llevan a cabo en Internet adultos que buscan entablar relaciones con niños o niñas menores de edad, con el objetivo de acosarles y llegar a explotarles sexualmente, ya sea para la producción de material sexualmente explícito o para obtener favores sexuales. Aunque no haya violencia o coacción, el Codigo Penal español tipifica estas acciones como agresión sexual. Hoy te mostramos cómo proteger a los niños del acoso en Internet.

Recomendaciones básicas

En un océano tan enorme como el de Internet hay muchos depredadores dispuestos a atacar, por lo que la labor de los padres es esencial. Desde el año 2002, la organización de protección del menor Protégeles ha recabado más de 300.000 informaciones y denuncias sobre pornografía infantil en la red.  Desde esta organización se recuerda a los padres que Internet no garantiza el anonimato y que, en este sentido, las conductas indecentes, acoso o insultos pueden ser perseguidos.

Asimismo se recalca que todo lo que los mayores de 14 años en adelante hacen o dicen en la red conlleva responsabilidad penal. Un estudio de Protégeles, realizado junto a diferentes universidades europeas, señalaba que nada menos que el 13% de los menores de edad en España reconocían haber sufrido algún tipo de acoso en la red.

Tomar la iniciativa frente al acoso

Para empezar, especialmente en los chats, hay que ser especialmente cuidadoso con los datos personales que se proporcionan. Nunca se sabe si detrás de la persona que dice ser un menor o una menor se esconde un posible acosador de menores. Nunca hay que acceder a proporcionar imágenes o vídeos a personas cuya identidad real desconocemos.

Asimismo, nuestros equipos deberían estar protegidos frente al robo de archivos. Los menores nunca deberían abrir correos de remitentes desconocidos, usar contraseñas fuertes y jamás emplear su nombre como parte de su dirección de e-mail.

En lo que respecta a los chats, Protégeles recomienda a los menores nunca hablar con personas cuya identidad no esté confirmada o sea dudosa, nunca facilitar datos personales y bloquear a aquellos usuarios que tengan una conducta agresiva o sexual, no sin antes haber procedido a copiar o guardar algunas de las conversaciones en las que el insulto o acoso se hiciera patente.

En cuanto a las redes sociales, se recomienda no utilizar fotos de perfil claramente identificativas, nunca colgar fotos sin el consentimiento de las personas que aparecen en ellas y, asimismo, no aceptar amistad de contactos a los que no conozcamos en el “mundo real”.

La Policía Nacional dispone de un apartado específico en su web en el que se pueden denunciar casos de acoso en Internet a menores.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>