Menú principal

Primeros pasos del derecho al olvido

derecho al olvido

Recientemente podías leer en nuestro blog hermano Innovanauta el revuelo causado por una sentencia, cuyo origen está en la denuncia de un ciudadano español, por la que  el Tribunal de Justicia de la Unión Europea determinaba que es Google, el más popular motor de búsqueda, el responsable de las informaciones vertidas sobre particulares y de retirarla si éstas son inexactas, están obsoletas o son falsas. Ya son muchas las personas que están solicitando a Google ejercer su derecho al olvido.  El buscador de buscadores ha puesto a disposición de los usuarios un formulario para que puedan solicitar que se eliminen contenidos personales que vulneren sus derechos, ya sea porque éstos no son pertinentes en el momento presente o por su inexactitud. Desde que dicho formulario está operativo son más de 41.000 los ciudadanos europeos los que han remitido sus peticiones.

En la actualidad, el procedimiento por vía legal actúa como la principal vía para lograr que lleguen a término las reclamaciones, ya que el formulario antes mencionado se contempla como un complemento. Google procederá a avisar de aquellas búsquedas que han sido retiradas del buscador con motivo de las peticiones realizadas por los ciudadanos europeos. Lo cierto es que la actividad del buscador después de que se hiciera pública esta sentencia ha sido verdaderamente frenética.

Antecedentes del derecho al olvido

Pese a que parece algo nuevo y de reciente implantación, el derecho al olvido no nace con este pedazo de jurisprudencia. De hecho, la primera normativa en referirse a este concepto fue la Fair Credit Reporting Act del Congreso de los EEUU, la cual regula las condiciones de uso de la información crediticia de los usuarios. La Ley Española de Protección de Datos Personales se ocupa del derecho al olvido en lo referente a la aparición de informaciones en informes y ficheros de morosos.

Precisamente, la sentencia que originó la actual situación en la red se refería a un ciudadano cuyo nombre aparecía en páginas de búsqueda de Google, asociado a ficheros de morosos de los cuales ya había salido hace años tras saldar sus deudas.  Los expertos estiman que en el 2016, el número total de usuarios de Internet aumentará hasta los 2.000 millones de personas. Esto equivale a decir que cada día se introducen “en la red” millones de datos relativos a procesos administrativos y otra serie de instancias que pueden afectar a la privacidad de las personas.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>