Menú principal

Peligros del Wi-Fi abierto

wi-fi abierto

En ciertos bares, restaurantes, hoteles, edificios administrativos e incluso medios de transporte no es extraño encontrarnos con conexiones Wi-Fi abiertas y gratuitas. Lo que, en principio, puede verse como una muestra de magnanimidad de los gestores de negocios y entidades titulares de la red, también puede presentar algunos problemas. Y es que existen una serie de riesgos de las conexiones Wi-Fi abiertas. La mejor manera de evitar estos riesgos, por supuesto, es que te mantengas alerta y seas prudente con las páginas que visitas e información que compartes.

Terreno abonado para los piratas

Los expertos estiman que muchos piratas informáticos emulan redes Wi-Fi abiertas para que los usuarios de teléfonos móviles vean como su teléfono se conecta a ellas automáticamente, una vez detectado el dispositivo, tras haber estado conectado en una red legal del mismo nombre y sistema de identificación de servidor. Por regla general, las redes abiertas solicitan que el usuario introduzca una clave antes de conectarse. Las principales empresas de desarrollo de software de seguridad para ordenadores y móviles aconsejan configurar el Smartphone u ordenador para que solicite autorización antes de establecer una conexión.

No compartir información sensible

Pero la mala praxis en el uso de las redes de Wi-Fi públicas no sólo se reduce a lo que puedan hacer o emular los hackers. Desde la Oficina de Seguridad del Internauta se recomienda a los usuarios que mantengan su ordenador o dispositivo móvil actualizado, con las últimas versiones disponibles de su software de seguridad. Asimismo, pese a que éstas tengan certificado, se aconseja ser prudente a la hora de entrar por esta vía en páginas que contengan  datos personales o información bancaria.

Y es que las conexiones públicas a Internet están al alcance de cualquier persona y los datos que compartimos en ellas pueden ser utilizados de manera fraudulenta por cualquier internauta que las tenga a mano. En este sentido, debes desactivar las opciones para compartir automáticamente de tus dispositivos y, asimismo, usar la verificación en dos pasos. Asimismo, emplea contraseñas fuertes (largas y alfanuméricas) en tus diferentes cuentas y accesos; también es importante que cierres sesión (en redes sociales, webs…) siempre que vayas a acceder o salir de una de estas conexiones de Wi-Fi abierto.

Asimismo, cuando procedamos a instalar el router en el ordenador, es importante que cambiemos las claves del mismo, ya que las que suelen venir por defecto en los equipos son estándar y de desencriptación sencilla.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>