Menú principal

Guía para purgar los radiadores de una vivienda

purgar radiadores

De acuerdo con el IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía), la calefacción ‘devora’ el 25%, aproximadamente, del presupuesto con el que cuentan las familias para los gastos de energía.

Una de las maneras más sencillas de optimizar el funcionamiento de la calefacción de un hogar es asegurar el mantenimiento de los elementos que componen el sistema. Los radiadores son, en muchos hogares, parte fundamental de ese entramado y, en este sentido, resultan esenciales para la correcta distribución del calor.

Hoy vamos a mostrarte cómo purgar los radiadores de la casa, para garantizar una correcta salida y difusión del calor.

Cómo purgar los radiadores de una vivienda

El mantenimiento de los radiadores de una vivienda es esencial para su correcto funcionamiento y, en este sentido, el proceso de purgar los radiadores es una de las tareas más importantes.

En primer lugar, es necesario (o, al menos, aconsejable) que purgues los radiadores por primera vez antes de que llegue el frío de verdad, con anterioridad a que utilices la calefacción por vez primera. Los expertos, en este sentido, recomiendan que se practiquen una o dos purgas al año.

Si tu vivienda tiene dos pisos, debes empezar por purgar aquellos radiadores que se encuentran en la planta superior.

En el extremo superior del radiador verás que hay un aparato o tornillo grueso. Eso es el purgador. En ciertos casos puede ser manual. Lo que debes hacer es girarlo con un destornillador, una llave inglesa o manualmente (si bien los radiadores con purgador manual no suelen requerir de este proceso), dependiendo del modelo al que te ‘enfrentes’.

Gira el purgador con cuidado, de manera que vaya saliendo el aire. Una vez que lo haya expulsado comenzará a salir el agua. Es por eso que no debes abrir mucho y, asimismo, has de colocar un recipiente de bajo que recoja el líquido que pueda escaparse.

Una vez que el radiador haya expulsado todo el aire y comience a salir sólo agua, cierra el purgador y comprueba que la presión se sitúa entre 1 y 1,5 bares.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>