Menú principal

Cómo será la tecnología 5G

tecnología 5G

Las telecomunicaciones se han desarrollado de manera casi inimaginable en los últimos años. Pero aún quedan muchas innovaciones por llegar en un corto plazo de tiempo. Mejoras como la tecnología 5G, que supondrá una nueva revolución en el mercado y, por tanto, en la sociedad. Aunque aún no están sentadas sus bases por completo, las investigaciones realizadas en este ámbito han demostrado que el tiempo entre la acción y la respuesta puede llegar a ser 50 veces más rápida que en la tecnología 4G. No obstante, queda mucho trabajo por hacer y esta nueva red, según los expertos, no llegará hasta 2020.

Lo más significativo de la tecnología 5G es que no está ideada para conectar a los individuos, sino todos los objetos y herramientas presentes en nuestro día a día. Desde los vehículos hasta las redes eléctricas, pasando por un sinfín de dispositivos más. El espectacular aumento de la velocidad que se producirá con esta red será uno de sus grandes atractivos. Una mejora que será de enorme utilidad en sectores como el de la salud, ya que permitirá recabar datos para elaborar un diagnóstico de forma remota.

Implantación gradual

Las previsiones de los investigadores apuntan a que la tecnología 5G será más respetuosa con el medio ambiente, puesto que ofrecerá una mejor gestión de la energía. La implantación de esta red se producirá de forma gradual, de modo que los países irán accediendo a ella en diferentes fases. Aunque quedan varios años hasta que comience a utilizarse esta tecnología, la colaboración entre las distintas empresas punteras en el campo de las telecomunicaciones es fundamental para lograr llegar a esa meta. Con el desarrollo de la tecnología 5G, es más que probable que se produzca un auténtico boom de los wearables, dispositivos que se incorporan en la ropa y los complementos y que, gracias a la futura red, podrán interconectarse entre sí y con otros objetos tecnológicos.

Dentro de seis años, se calcula que habrá entre 50 y 100 billones de aparatos conectados a la red de redes gracias, precisamente, al llamado internet de las cosas. Para abastecer esta elevadísima demanda, los proveedores tendrán que establecer las conexiones en diversas bandas de frecuencia. Así, los dispositivos podrán seleccionar, de manera dinámica, qué ancho de banda es el más adecuado para impedir que las frecuencias se saturen. Con este panorama, las posibilidades de las telecomunicaciones parecen infinitas. Tendremos que permanecer atentos a su desarrollo para exprimir al máximo las opciones que nos ofrecen.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>